El dirigente del Frente Renovador y exministro de Desarrollo Social bonaerense, Daniel Arroyo, advirtió hoy que «es un error abordar el problema de los jóvenes y el delito desde la baja de la imputabilidad».

A su entender, antes de modificar la edad de imputabilidad, «hay que volcar recursos para mejorar los institutos de menores y crear centros de atención de las adicciones».

«Está bien que el gobierno convoque a especialistas para analizar el tema, pero debe ser desde una mirada integral y no solo desde un cambio en las leyes», consideró Arroyo, luego de que se anunciara que este año se impulsará un proyecto de reforma penal juvenil que bajaría a 14 la edad de imputabilidad.

En un comunicado, el dirigente aclaró que «la baja de imputabilidad no dio resultados en los países que se ha implementado». Y sostuvo que «el problema de la inseguridad excede a los jóvenes en la Argentina».

«Su incidencia es muy baja ya que, según las estadísticas, los menores cometen el 5 por ciento de los delitos graves. Por lo tanto, bajar la edad de imputabilidad no va a modificar la situación de fondo. Hay que crear buenos lugares de reinserción y unos 200 centros de atención de las adicciones», enfatizó el exministro.

A la vez, Arroyo señaló que «los institutos están colapsados» y «muchas veces se reproduce el sistema delictivo adentro» de esos centros.

«También faltan lugares para que las madres puedan llevar a sus hijos que necesitan atención por drogas, porque los que hay son pagos», agregó el exfuncionario bonaerense.