El Comité contra la Discriminación Racial de la ONU pidió hoy al Estado argentino la liberación de la dirigente Milagro Sala. De esta manera, se sumó al reclamo realizado en octubre por el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la misma organización internacional.

«El Comité está preocupado por los actos de represalias, intimidación y amenazas en contra de defensores de derechos humanos y miembros de los pueblos indígenas (…) entre otros (…) Milagro Sala, líder de la Organización Barrial Tupac Amaru», indica un dictamen difundido en Ginebra.

El Comité reclama que se «garantice el acceso efectivo a la justicia, y el respeto a los derechos fundamentales y las garantías al debido proceso en los juicios que se siguen contra defensores de los derechos y miembros» de estas comunidades.

Inicialmente imputada de sedición por organizar una protesta en de Jujuy, que habría entorpecido la circulación, Sala fue detenida el 16 de enero de 2016 y luego acusada de «defraudación en perjuicio del Estado, extorsión y asociación ilícita».

En tanto, el secretario de Derechos Humanos nacional, Claudio Avruj, negó que el de Sala fuera «un tema de discriminación racial» y manifestó que era acusada por «alegaciones de corrupción ajenas a su acción militante».