Compartir en:

La denuncia pública del intendente Julio Zamora por “proscripción” puso en alerta a diferentes sectores sociales y políticos locales, que manifestaron su rechazo a que un acuerdo nacional entre el massismo y el justicialismo / kirchnerismo impida que el actual jefe comunal busque su reelección y reclamaron que haya PASO.

Según trascendió en los últimos días, Sergio Massa puso como condición para sumar al Frente Renovador al armado opositor al macrismo que en Tigre la única postulante a la intendencia por ese espacio sea su esposa y actual concejala Malena Galmarini, lo que dejaría al margen a su exaliado político.

Anoche, durante la inauguración de una senda aeróbica en Benavídez, el mandatario reclamó: “Han querido impugnar mi candidatura, pero eso es antidemocrático y no tiene nada que ver con lo que estamos construyendo. Apelo a las autoridades del PJ para que haya elecciones limpias y transparentes”.

Las organizaciones que salieron a reclamar que haya PASO coincidieron en destacar el proceso de apertura de la gestión de Zamora desde que incorporó a otros sectores del peronismo y se independizó, en parte, del massismo.

A través de un comunicado, la Asamblea de Villa La Ñata y Dique Luján en Defensa de los Humedales Continentales expresó: “Ante la posibilidad de que Julio Zamora sea obligado a bajar su candidatura para favorecer un acuerdo electoral con Sergio Massa a nivel nacional, queremos expresar nuestro rechazo a que Tigre se convierta en una especie de botín de guerra”.

“Hacemos pública nuestra posición con la legitimidad que nos da haber realizado diez manifestaciones desde febrero pasado con reclamos concretos hacia las autoridades municipales y provinciales. No somos parte de la gestión y tenemos nuestras demandas, pero valoramos positivamente la existencia de canales de diálogo con las máximas autoridades de la Intendencia”, agregó la agrupación de vecinos.

“Un ejemplo concreto de ese diálogo es el trabajo conjunto en la elaboración de un proyecto consensuado para la protección de los últimos humedales continentales existentes en importantes áreas de Dique Luján, Villa La Ñata y un sector de Benavídez, que forman parte de la Planicie del Río Luján y deben tener una gestión especial”, puntualizó la asamblea.

“Más allá de nuestros reclamos, es notorio el proceso de apertura que en estos últimos dos años encaró la gestión municipal, que marcó un importante cambio con relación a lo que ocurría durante las etapas anteriores de la administración massista”, concluyó la agrupación.

En la misma línea, la organización Unidad Isleña (UI), que congrega a vecinos del Delta, difundió un comunicado titulado “Ya tuvimos massismo en la isla y nos fue muy mal”.

“Queremos señalar nuestro reconocimiento a la gestión de Zamora y su acercamiento a la comunidad isleña con acciones claras y concretas y con auténtica participación de la ciudadanía”, destacó UI y continuó: “Hoy los isleños e isleñas contamos con un canal de diálogo muy directo con el Municipio a través del Consejo Asesor Permanente Isleño (CAPI)”.

“Por eso y por sentido democrático, desde UI decimos que ‘en la isla, queremos PASO para Tigre'”, concluyó la organización que defiende los intereses de los habitantes del sector insular.

En tanto, la agrupación política 26 de Julio, referenciada con el concejal Javier Parbst, también se expresó a través de un escrito. “No nos dejemos condicionar por acuerdos proscriptivos que ningunean el juego democrático e imponen candidatos que no representan a quienes día a día ponemos el pecho por el proyecto nacional y popular que condujo la Argentina durante doce años. ¡En Tigre pedimos internas! Con los que nos gustan mas y con los que nos gustan menos. ¡Pero internas, sin imposiciones!”, sentenció la organización kirchnerista.