El gobierno nacional oficializó la candidatura de la ciudad de Tigre para recibir la distinción de Patrimonio Mundial que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

“Estamos orgullosos de dar un enorme primer paso para alcanzar la distinción de la UNESCO. Seguiremos trabajando junto a todas las instituciones involucradas, en reconocimiento de los pioneros de nuestra ciudad y de los trabajadores de los clubes de remo, cuyo esfuerzo mantiene vivas las tradiciones de la ciudad”, expresó el intendente Julio Zamora, quien ya había adelantado la aprobación de la postulación durante el discurso de apertura de sesiones del Concejo Deliberante.

El informe técnico elaborado por la Universidad Nacional de La Plata argumentó: “El conjunto edilicio de la ciudad de Tigre en su área ribereña de los ríos Luján, Tigre y Reconquista constituyen la mayor concentración de clubes de remo del mundo y sus instituciones y edificios continúan inalterables por décadas, reflejan la pluralidad de nacionalidades y tendencias culturales que forjaron la nacionalidad diversa y pujante de la Argentina”.

De esta manera, Tigre ingresó a la Lista Indicativa de la República Argentina de bienes a postular a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. De alcanzar tal reconocimiento, la ciudad se convertiría en el décimo lugar del país en ser declarado bajo esa denominación.

Esta nómina está conformada por el Parque Nacional Los Glaciares, las Misiones Jesuíticas Guaraníes, el Parque Nacional Iguazú, la Cueva de las Manos, el Río Pinturas, la Península Valdés, los parques naturales de Ischigualasto y Talampaya, la Manzana y las Estancias Jesuíticas de Córdoba, la Quebrada de Humahuaca y el Qhapaq Ñan.