La Presidenta Cristina Fernández encabezó ayer la inauguración del primer ciclo lectivo de la Universidad Nacional de Avellaneda, en un acto realizado en el Centro Cultural Municipal Antonio Hugo Caruso, en esa ciudad del sur del Conurbano bonaerense.
La jefa de Estado sostuvo que no se recuerda «ningún gobierno que haya inaugurado la cantidad de universidades, de colegios, de viviendas, de fábricas» como el actual. En ese sentido, afirmó que se siente «muy orgullosa de ser parte de este proyecto político» y remarcó: «No es un gobierno, es un proyecto político de nación, de sociedad, es una visión de la Argentina. Una visión acerca de cuál es el rol de la política».
Al recordar que antes del Golpe de Estado de 1976 los trabajadores accedían casi a la mitad del PBI, la mandataria consideró: «Estamos reconstruyendo esa nación que parió esta generación, que fue la mía, que con errores creyó en un proyecto de país».
La Presidenta sostuvo que «lo importante no es que todos vayan a la universidad, sino que cada uno pueda elegir su proyecto de vida». En referencia a la Universidad de Florencio Varela, con la que se comunicó por teleconferencia para también inaugurar su ciclo lectivo, apuntó: «De los chicos que van a la (Arturo) Jauretche, el 40 por ciento vive en casas que todavía tienen calles de tierra. Miren todo lo que nos falta hacer».
Tras destacar el modelo de crecimiento con inclusión social inaugurado en 2003, Cristina opinó: «Nos toca la segunda etapa: la etapa más fina, de desarrollo, donde tenemos que ver dónde nos estamos equivocando y por qué».
«Hay que hacer entrar el pueblo y la calle a la universidad, para discutir los problemas cotidianos de los argentinos y encontrarles soluciones desde lo académico», remarcó la jefa de Estado y agregó: «Tenemos que tener el compromiso de devolverle al pueblo lo que el pueblo nos da».
En referencia a los jóvenes que colmaron la casa de altos estudios, Cristina consideró: «Ustedes tienen una inmensa ventaja sobre nosotros: cuando yo ingresé a la universidad no había democracia en la Argentina. Ustedes tienen la maravillosa ventaja de vivir en una sociedad democrática y con una libertad como jamás se vio. Y esto es una construcción colectiva de todos los argentinos».
También la jefa de Estado recordó al ex presidente Néstor Kirchner: «No dejó sus convicciones en la puerta de la Casa Rosada. Yo les digo que esas convicciones le costaron la vida también, pero él la dio orgulloso, él quería ver a este país con los jóvenes estudiando, trabajando».