Un vecina de Dique Luján, Yésica Ramírez, quedó en la calle con sus cuatro pequeños hijos, de uno, cuatro, seis y ocho años, luego de que su marido, al que denunció por violencia de género, vendiera el lote y tirara la casilla en la que habitaban.

La mujer, de 29 años, necesita un lugar para vivir con sus niños, que a raíz de esta situación no están concurriendo a la escuela. Las personas que puedan darle una mano pueden contactarla al 11-68-06-8199.

“Me acerqué a la delegación municipal pero me dijeron que no me podían ayudar. Ahora estoy viviendo en lo de una amiga, en un lugar muy chico”, le explicó a TaD Ramírez, quien se siente desamparada ante esta situación.

Además, la mujer relató que su marido la amenazó de muerte y violó la restricción perimetral que había dispuesto la Justicia, además de haberla dejado sin lugar para vivir ni colaborar con la manutención de sus hijos.