Compartir en:

Cientos de integrantes de la CCC, Barrios de Pie y la CTEP se movilizaron hasta la sede de la ANSES ubicada en la localidad de General Pacheco, en el marco de “una nueva jornada de lucha a nivel nacional, debido a las bajas injustificadas de los programas sociales que afectan a trabajadores y trabajadoras de la economía popular”, explicaron.

Las organizaciones entregaron al organismo nacional un petitorio, a través del que reclamaron la restitución de los programas sociales a miles de personas, un freno a las suspensiones y el cese de la exigencia de un “certificado sanitario”. Sobre este último punto, las agrupaciones plantearon: “Si quieren cuidar nuestra salud que arreglen los hospitales públicos y centros de atención de salud barriales”.

La secretaria general de la CTEP Tigre, Milca Sosa, explicó: “En Tigre, fueron 120 suspendidos. Pedimos que cesen con las suspensiones y frenen con las absurdas exigencias que se convierten en medidas excluyentes, privando a las familias de la economía popular del derecho a tener un ingreso que reconoce el trabajo que desarrollan día a día en cada barrio, en cada obra de infraestructura social, en cada huerta, en cada merendero. Es insostenible y perverso este modelo de ajuste”.

Esta jornada de lucha se llevó adelante en las sedes de la Anses en todo el país para visibilizar el plan de ajuste sobre el sector de la economía popular planteado por el gobierno nacional, a partir de la transformación de los programas de empleo en programas de capacitación.