A fin de identificar potenciales riesgos de contaminación, el Municipio lleva adelante monitoreos y controles en ríos y arroyos locales para verificar la calidad del agua.

Además, la Dirección General de Gestión Ambiental, dependiente de la Secretaría de Gobierno, realiza inspecciones en industrias, centros comerciales y logísticos y plantas de tratamiento de efluentes para verificar el cumplimiento de las normas ambientales correspondientes.

«Obtuvimos resultados positivos a partir de las inspecciones realizadas; pero debemos seguir trabajando. El objetivo es verificar el comportamiento de las aguas, detectar posibles fuentes de contaminación y controlar el cumplimiento de las normas de la Provincia. Desde el Municipio, estamos ejecutando este plan con una impronta muy fuerte sobre aquellas industrias que presentan un impacto ambiental negativo», explicó la directora general de Gestión Ambiental, María Paz Mazzola.

«También nos encontramos trabajando en un decreto de control de plantas de tratamiento de efluentes, para inspeccionar con mayor eficacia los vuelcos y los potenciales riesgos de contaminación. De este modo, podremos ver resultados en un periodo tiempo de mediano plazo», agregó la funcionaria.

El Municipio colabora en forma permanente con la Autoridad del Agua provincial en la aplicación de multas y clausuras a industrias (frigoríficos, papeleras, textiles), centros comerciales y plantas de tratamiento de efluentes que no cumplen con las normas ambientales.

Los vecinos que deseen realizar denuncias por irregularidades en estos establecimientos, pueden contactarse a través del 0800-122-84473.