Compartir en:

En medio de una fuerte expectativa por lo que se decidirá no antes de la madrugada en la Cámara de Diputados, manifestantes a favor y en contra del proyecto de legalización del aborto se concentran desde este mediodía en las inmediaciones del Congreso para respaldar sus posturas.

La Plaza del Congreso amaneció completamente vallada y con un fuerte operativo policial, por una iniciativa del gobierno porteño para separar las dos movilizaciones. Del lado de Rivada, con sus pañuelos verdes, están quienes se manifiestan por el aborto legal; y del de Hipólito Yrigoyen, quienes se expresan en contra.

En las primeras horas de la tarde, mientras el histórico debate transcurría en el recinto, Rivadavia y Callao ya estaban colmadas de militantes. Además, se montó un escenario por el que desfilan oradores y artistas.

El verde que identifica a la campaña a favor de la interrupción voluntaria del embarazo está presente en cada uno de los asistentes, que llevan pañuelos, rostros pintados y prendas de vestir de ese color. Esta es la movilización más concurrida de las dos.

Los diputados “indecisos” que se inclinaron a favor de la iniciativa en las últimas horas hace que el clima de optimismo en el grupo mayoritario que se encuentra en la calle sea creciente, en el marco de una vigilia que se extenderá durante la fría madrugada, cuando se esperan temperaturas que bajarán hasta los 5 grados.