En el marco de la emergencia por el coronavirus, la responsable del Movimiento Evita y la UTEP en Tigre, Milca Sosa, manifestó: «Es necesario conformar un comité de crisis que sea amplio y estratégicamente integral, donde estemos todas y todos representados los habitantes de este municipio, diagramar un abordaje territorial donde los barrios más humildes estén contemplados, no solo con el alimento, sino con un plan de aislamiento barrial, sanitario y habitacional. Es necesario para pensar y concretar líneas de trabajo que nos permita llegar hasta el último rincón donde la desigualdad se profundiza».

«Acompañamos las medidas del gobierno nacional y la fuerte decisión del intendente Julio Zamora de priorizar la salud, necesitamos un Estado presente y humanitario, pero si no nos organizamos de manera comunitaria impulsando este comité de crisis social que se organice por localidades ampliando la participación, solo con el aparato estatal no va a alcanzar, hay que sumar compromiso, solidaridad y la fuerte voluntad de la organización barrial para coordinar acciones en el territorio», continuó la dirigente.

«Las distintas organizaciones sociales venimos asistiendo a miles de familias con el alimento, durante el gobierno de Macri; la olla popular ya era un símbolo de resistencia, veníamos combatiendo la pandemia del neoliberalismo, hoy las ollas son símbolo de solidaridad entre vecinos y garantizan que el alimento rinda, es prioritario un refuerzo alimentario y productos de limpieza para cumplir con las medidas preventivas», agregó.

«Convocamos a todos los sectores, la Iglesia, el sector empresarial, las instituciones intermedias, sindicatos; trabajemos en conjunto para y conformar el comité que nos permita enfrentar la crisis construyendo un esquema en los barrios populares que aborde la prevención y atención a la población en general y los grupos de riesgo, y la reactivación de las actividades económicas de las y los trabajadores de la economía popular», puntualizó.

«La política al servicio del pueblo con un Estado presente, la organización comunitaria y la solidaridad de clase tiene que ser parte de la solución», concluyó Sosa.