En el marco del programa «Ciudades para la gente», el Municipio lleva adelante un plan de inversión en infraestructura en el centro comercial a cielo abierto más grande del país: el Puerto de Frutos, donde se construyen más de 2.000 metros de veredas y colocan bancos, cestos, farolas y carteles con información turística inteligente.

Las mejoras en el espacio que recibe 4 millones de visitantes por año responden a los requerimientos establecidos dentro del plan de accesibilidad universal, que apunta a un distrito inclusivo. Las tareas en marcha fueron supervisadas por el intendente Julio Zamora.

«Poner en valor estos lugares es fundamental porque genera un vínculo mayor de los visitantes con el espacio público. Queremos que las familias recorran el Puerto de Frutos y que se sientan cómodas y seguras. Cada obra realizada demuestra nuestra fuerza para seguir creciendo y nuestro compromiso con brindar un espacio con accesibilidad universal para que todos puedan disfrutar», destacó el jefe comunal.

Por su parte, el director ejecutivo de la Agencia de Desarrollo Turístico, Eduardo Adelinet, afirmó: «Con estos trabajos, buscamos dotar al centro comercial a cielo abierto más grande de Argentina de mejores espacios públicos y, de esta forma, lograr que las millones de personas que lo visitan por año puedan disfrutar de este lugar único, con más de 700 locales».

Entre los trabajos realizados, se incorporó el hormigonado de 400 metros de calle para el tránsito de transporte pesado, que facilita el ingreso, el egreso y la circulación de los vehículos de la actividad portuaria.