Compartir en:

En el marco del programa municipal “Para verte mejor”, el intendente Julio Zamora encabezó ayer un acto en la escuela 32 de Don Torcuato, donde se entregaron anteojos para más de 450 alumnos de este establecimiento educativo y las primarias 24, 38, 42 y 45.

Esta iniciativa es implementada desde hace más de una década por el Municipio junto a las empresas Volkswagen Argentina, Essilor Argentina y Óptica Visión Tigre y las organizaciones de la sociedad civil Rotary Club de Tigre y Club de Leones de General Pacheco.

“Hace más de 10 años que el programa ‘Para verte mejor’ está en cada una de las escuelas públicas de Tigre y son miles los estudiantes que fueron beneficiados. Es una propuesta necesaria para mejorar la salud visual de la comunidad educativa”, destacó el jefe comunal y agregó: “El trabajo conjunto con el sector privado y las entidades de bien público genera una sinergia muy importante que ayuda al Estado municipal a llegar a cada vecino”.

Desde el comienzo del programa, en 2008, ya se entregaron más de 11 mil anteojos, lo que marca un promedio de más de mil pares al año.

“Hace muchos años que trabajamos por la salud visual de los estudiantes junto al Municipio. Es una iniciativa que celebramos porque nos parece clave prestarle atención a los chicos en edad escolar donde están desarrollando su aprendizaje”, señaló la responsable de Marketing de Essilor Argentina, Rosario Carril.

Por su parte, el gerente de Relaciones Institucionales de Volkswagen Argentina, Patricio Sesti, afirmó: “Estamos muy contentos de participar porque se ve el avance del programa y su continuidad. Es muy gratificante ver a los niños con sus anteojos y saber lo que eso representa para ellos. Hay que pensar a futuro porque incide en su educación”.

En tanto, la directora de la Primaria 32, Mirta Montevino, remarcó: “Estamos felices de poder abrir las puertas de la escuela para recibir este programa. Sabemos la importancia que tienen estos anteojos para el aprendizaje de los chicos, que presentaban muchas dificultades en su salud visual y de ahora en más van a poder resolverlas. Estamos muy agradecidos”.

A través del Programa de Sanidad Escolar (Prosane), la Comuna realiza revisaciones y controles visuales periódicos a los alumnos de los 1° y los 6° grados de 36 escuelas para detectar a los chicos que necesitan lentes y también a los que requieren una actualización en la graduación de los que ya recibieron.