Compartir en:

Tigre vivió su tradicional celebración por el Día de la Virgen, con la participación en las distintas actividades de más de 120 mil personas, entre vecinos y turistas. La jornada comenzó con la Santa Misa, continuó con la Procesión Náutica por el Río Luján y culminó con el recital de Cristian Castro.

De los festejos patronales de la Inmaculada Concepción formaron parte el intendente Julio Zamora, el diputado nacional Sergio Massa, la funcionaria municipal Malena Galmarini, el obispo Oscar Ojea y el sacerdote José Luis Quijano.

“Esta es la gran fiesta de Tigre, una hermosa muestra de convivencia. Es mi deseo que la voz poderosa de nuestra patrona llegue a cada rincón de las localidades, para que acompañe y abrace a los vecinos que tienen el sueño de vivir en un lugar mejor. Queremos colaborar con la cultura del encuentro porque todavía tenemos mucho por hacer y necesitamos de su apoyo para poder llegar al Tigre que todos anhelamos”, sostuvo el jefe comunal.

Por su parte, Massa señaló: “Hoy es un día para hablar desde el alma y la fe, sin importar el credo. Ojalá que la Virgen nos guíe en el camino de la paz y la unidad nacional, de la justicia y la solidaridad, para que tengamos una sociedad cada vez mejor; y que nos inspire para que cada día seamos más hermanos y trabajemos por quienes más lo necesitan”.

Los festejos comenzaron con una procesión callejera que partió desde la Parroquia Inmaculada Concepción hasta el Paseo Lavalle, donde tuvo lugar la Santa Misa a cargo de monseñor Ojea y el padre Quijano. Luego, sobre el Paseo Victorica, a la altura del Monumento a los Remeros, dio comienzo la Procesión Náutica por el Río Luján, encabezada por la embarcación que trasladaba a la Virgen y acompañada por otras. A su paso, desde la costa, los presentes lanzaban flores y agitaban pañuelos blancos o amarillos como muestra de devoción.

En paralelo, el Museo de Arte Tigre (MAT) reunió a más de 300 personalidades destacadas de la cultura en su clásica tarde de té en los jardines, con la participación de Mirtha Legrand, la madrina del evento, quien destacó: “Vivo este día con especial emoción y alegría. Hace muchos años que formo parte de este encuentro y creo que lo mejor que nos deja es el bienestar para todos”.

Se trató de la séptima edición del “High Tea”, organizada por el Municipio junto al MAT y la AAMAT (Asociación de Amigos del Museo de Arte Tigre) con el objetivo de recaudar fondos destinados a la realización de actividades en el establecimiento cultural.

El acto central tuvo lugar en el Paseo Victorica, donde monseñor Ojea realizó la bendición y expresó: “Nos unimos a todos los hermanos de la patria para celebrar el Día de la Virgen. Ella, al recorrer el hermoso Tigre, nos envuelve en un manto de amor y contención”. Posteriormente, el cielo se vio iluminado por el espectáculo de fuegos artificiales.

Finalmente, en el playón de la estación de trenes brindó su recital el mexicano Cristian Castro, quien festejó su cumpleaños 42 interpretando todos sus éxitos, ante miles de personas que se sumaron al cierre de los festejos.

“Gracias a Tigre por recibirme en el día de mi cumpleaños. Nuestro deseo más profundo es que todas las familias disfruten de la música y sientan el amor con la que la hacemos. Allá en México somos muy devotos de la Virgen así que me honra estar presente en este día”, indicó el artista.