El presidente Alberto Fernández confirmó hoy que los restos mortales de Diego Maradona serán velados en la Casa Rosada, a partir de un ofrecimiento realizado por el mandatario a los allegados del excapitán de la selección argentina de fútbol que fue campeona del mundo en México 1986.

Al conocerse la triste noticia, el jefe de Estado había afirmado que ponía a disposición de los familiares todos los recursos necesarios para la despedida del astro.

«Cuando pensé en abrir la Casa de Gobierno para Diego es porque desde estos balcones salió con la Copa del Mundo en 1986 y saludó en el mundial del 90, y quiero que todos los argentinos que quieran despedirlo puedan hacerlo», dijo Fernández en una entrevista con la Televisión Pública.

«Primero pensé en hacerlo en la cancha de Argentinos Juniors, hablé con Claudia (Villafañe), le comenté las dos opciones y ella prefirió la Casa de Gobierno», contó el Presidente.

Por los cuidados que obliga el actual contexto de pandemia, el mandatario indicó que el velatorio será en «un lugar aireado de la Casa de Gobierno».

Desde las primeras horas de la tarde, en la sede gubernamental se pusieron en marcha los preparativos para acondicionar los salones que estarán afectados al histórico acontecimiento.