Compartir en:

Acompañada por legisladores y dirigentes, la referente de políticas sociales y género del Frente Renovador, Malena Galmarini, visitó la planta envasadora Fischetti y recorrió junto a vecinos el centro comercial de Villa Lugano.

“Por la crisis, hay muchas familias que no llegan a fin de mes. Las pymes son el motor de nuestra economía, la principal fuente de trabajo. En lugar de ponerle trabas, el gobierno debería apostar por quienes realmente se esfuerzan por el desarrollo del país”, destacó la dirigente en la sede de la empresa que genera más de 600 empleos, entre todas sus sucursales.

Más tarde, Malena caminó por el barrio, donde dialogó con vecinos y comerciantes. “La ciudad de Buenos Aires no escapa a la realidad del país. La gente está preocupada y triste por todo lo que está pasando: la inflación, la inseguridad, el desempleo y la plata que no alcanza. Se vienen las fiestas y muchas familias no llegan a fin de mes. Los argentinos no comen con promesas”, sostuvo.

Participaron de la actividad los diputados nacionales Marco Lavagna, Carla Pitiot y Mirta Tundis, el legislador porteño Javier Gentilini, la senadora provincial Micaela Ferraro Medina y los referentes del Frente Renovador Daniel Arroyo y Florencia Arietto.

“En las pymes y en la calle las preocupaciones son las mismas: la producción está cayendo, lo que genera más desempleo y menos consumo. El Estado debe generar las herramientas para promover a las pequeñas empresas, porque así se produce más trabajo. Hay que fomentar la recuperación del salario de la gente, para poner en movimiento al consumo y a la actividad económica”, expresó Lavagna.

Por su parte, Pitiot agregó: “Es preocupante escuchar que la mayoría de los vecinos se sienten desprotegidos y expuestos a la crisis y la inseguridad. Allí es donde debemos estar nosotros, sus representantes, respondiendo a sus demandas e inquietudes”.

En tanto, Arroyo remarcó: “El gobierno no puede dejar que más argentinos se caigan del sistema”.