El actual jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires y candidato del PRO, Mauricio Macri, obtuvo un claro triunfo en la primera vuelta electoral. Pero deberá definir quién será el próximo mandatario porteño en el balotaje del 31 de julio, cuando se mida contra Daniel Filmus, del Frente para la Victoria (FPV).
Ayer, Macri se impuso por 820.702 votos (47,1%). Filmus logró 484.368 sufragios (27,7%) y fue segundo. En tanto, en tercer lugar se ubicó Pino Solanas, de Proyecto Sur.
Los datos fueron difundidos a las 22.30 de anoche en el Centro Oficial de Cómputos, ubicado en el barrio de Barracas. Pero apenas cerrados los comicios, desde el bunker del PRO, ubicado en Costa Salguero, ya se proclamó el triunfo de Macri.
Pese a la diferencia, Filmus ratificó que se presentará en la segunda vuelta elctoral para «defender» los «principios» del FPV. «Se obtuvo el porcentaje más alto de nuestra historia», aseguró el actual senador, quien adelantó que convocará a todas las fuerzas «para que la ciudad más rica (del país) sea también la ciudad más justa».

«Voto de confianza»

El jefe de Gobierno porteño consideró esta mañana que el triunfo obtenido ayer en los comicios representó un «voto de confianza» y se manifestó confiado de cara al balotaje.
«Esto nos obliga el doble, a seguir aprendiendo, a seguir mejorando. Esto para nosotros ha sido maravilloso por la relación que hemos construido y por este voto de confianza que siento que me han dado», dijo el líder del PRO en la puerta de su casa.
Consultado sobre las alianzas para la segunda vuelta y el ya respaldo manifestado por el candidato presidencial del radicalismo, Ricardo Alfonsín, Macri respondió: «Espero sentarnos con cada uno de los candidatos a presidente y escuchar qué lugar le van a dar a la autonomía porteña, qué proyectos tienen para la ciudad de Buenos Aires, qué proyecto tienen para el país».