Tras festejar la Nochebuena en su quinta Los Abrojos, el presidente Mauricio Macri viajó hoy a la ciudad neuquina de Villa La Angostura para comenzar unas vacaciones de 15 días antes de retornar a la actividad oficial al frente de la Casa Rosada ya en 2017.

Acompañado por la primera dama, Juliana Awada, y su hija menor, Antonia, el mandatario compartió la cena navideña con el resto de su familia en el predio ubicado en el partido de Malvinas Argentinas.

A través de las redes sociales, el jefe de Estado se limitó a enviar mensajes de concientización sobre los riesgos de conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas y utilizar pirotecnia. Además, publicó una foto de la mascota del PRO, el perro Balcarce, luciendo un gorro navideño.

Previamente, el Presidente había respetado el «ritual familiar» de visitar a la coordinadora del comedor Los Piletones, Margarita Barrientos, en el barrio porteño de Villa Soldati.

Al igual que hizo a fines de 2015, pocas semanas después de asumir al frente de la Presidencia, Macri emprendió vuelo hacia la Patagonia para cerrar un año y comenzar otro rodeado de su familia y descansando.

El lugar elegido para las vacaciones que se extenderán hasta el 8 de enero fue nuevamente el Cumelen Country Club, ubicado a tres kilómetros del centro de la ciudad de Villa La Angostura.