En su primer discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Mauricio Macri llamó al Reino Unido a dialogar para solucionar «amigablemente» la disputa por las Islas Malvinas, a la vez que pidió colaboración a la comunidad internacional para esclarecer los atentados contra la AMIA y la Embajada de Israel.

En un mensaje de 15 minutos en la sede de la ONU en Nueva York, el jefe de Estado también ratificó la decisión del gobierno nacional de recibir refugiados de Siria o países vecinos y expresó su objetivo de que la Argentina siga construyendo «redes y puentes» con los distintos estados del mundo.

«Reitero nuestro llamado al diálogo con el Reino Unido, como mandan tantas resoluciones en esta organización, para solucionar amigablemente la disputa de soberanía que tenemos -hace casi dos siglos- por las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes», subrayó Macri en la 71° Asamblea General.

El jefe de Estado resaltó que su administración ha dado «muestras de interés en avanzar» en fortalecer la relación bilateral con Gran Bretaña, la que «puede ser mutuamente beneficiosa».

«Hemos dado muestras de interés en avanzar en nuestra relación bilateral, que puede y debe ser mutuamente beneficiosa. Por eso, confiamos también que será posible activar una solución definitiva», resaltó Macri.

De esta forma, el mandatario nacional se expresó sobre la disputa de soberanía por Malvinas ante la ONU, luego de que la semana pasada el país firmara con el Reino Unido una abarcativa declaración conjunta de cooperación, que fue fuertemente cuestionada por la oposición y sectores de Cambiemos.