Compartir en:

Los sindicatos docentes y el gobierno de María Eugenia Vidal tendrán esta tarde la primera reunión paritaria del año, en la que se despejará la incertidumbre de si existe alguna posibilidad de que arriben a un acuerdo salarial que permita el inicio de las clases el próximo 6 de marzo.

El encuentro entre los referentes del Frente de Unidad Docente (FUD) y las autoridades gubernamentales será desde las 17.30 en la sede del Ministerio de Economía provincial, ubicado en la ciudad de La Plata.

Los representantes del FUD -integrado por Suteba, FEB, Sadop, Udocba y AMET- exigirán que se active una cláusula gatillo para cubrir “el salario perdido durante 2018”, que quedó 15 puntos porcentuales por debajo de la inflación registrada el año pasado.

En el esperado y reclamado cónclave, que se realizará a solo tres semanas de la fecha estipulada para el comienzo del ciclo lectivo, los gremialistas reclamarán a los funcionarios que se otrogue primero un 18% de aumento salarial en compensación por la pérdida del poder adquisitivo del año pasado y otro 30% de incremento para el corriente.

El año pasado, la administración de Vidal otorgó una suba del 32% más un bono de 7.000 pesos de manera unilateral, ya que nunca logró un acuerdo con los gremios.

“Desde cada escuela y rincón de la Provincia, le decimos a la gobernadora: queremos salarios dignos. Que las clases empiecen el 6 de marzo depende de Vidal”, adelantáron desde el Suteba antes de la reunión, a través de un video difundido en las redes sociales.

Además, los sindicatos docentes se quejaron porque el gobierno no los llamó durante enero a negociar. “Se ha perdido un tiempo valioso en la discusión de las condiciones laborales y el salario de los docentes. Pedimos que nos convocaran en enero y recién tenemos la primera reunión del año este miércoles”, expresó la titular de la FEB, Mirta Petrocini.