Compartir en:

Un informe difundido por la Secretaría de Trabajo nacional indicó que los sueldos de los empleados de la economía formal perdieron en septiembre un 15,1%, en forma interanual.

En medio de la discusión por la reapertura de las paritarias de las distintas actividades, el estudio señaló que en los últimos doce meses los haberes “en blanco” subieron 25,4%, mientras que la inflación en el mismo período llegó al 40,5%, lo que marcó un retraso salarial del 15,1%.

Los datos oficiales de la evolución de los sueldos formales surge de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Registrados (RIPTE).

En septiembre del año anterior, el salario promedio bruto alcanzaba a los 25.136,3 pesos, mientras que en igual mes de este año el registro fue 31.523,6 pesos.

El deterioro del poder adquisitivo arrancó en mayo pasado, frente a la aceleración de precios y la devaluación.

El retroceso salarial de este año se sumó al de los dos últimos años y nueve meses: en este período, el incremento fue de 99,5%, mientras que la inflación acumulada fue de 132,8%.