Los municipios miembros de la Región Norte 2 (RN2) acordaron la implementación de un protocolo común de seguridad, que permitirá articular el trabajo entre los centros de monitoreo de los siete distritos, con el objetivo de optimizar recursos y generar mejores resultados en la lucha contra el delito. Asimismo, consensuaron la ejecución de medidas para paliar la crisis social que afecta a los vecinos de las comunas, a partir de la compra conjunta de alimentos que se destinarán a comedores y merenderos.

Estas decisiones fueron adoptadas por los intendentes durante un encuentro que tuvo lugar en el Centro de Operaciones Tigre (COT), ubicado en la localidad de Troncos del Talar. Participaron los jefes comunales Julio Zamora (Tigre), Ariel Sujarchuk (Escobar), Nicolás Ducoté (Pilar), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Adrián Sánchez (Exaltación de la Cruz) y Sebastián Abella (Campana), y el secretario de gobierno de San Fernando, Luis Freitas.

“Este acuerdo nos va a permitir intercambiar la base de datos de cada municipio, para que en el espacio en el que trabajamos tengamos la información con que cuenta cada distrito y de esa manera podamos abordar el delito de manera más efectiva”, señaló Zamora, quien preside actualmente el consorcio.

Por su parte, Sujarchuk expresó: “Seguridad pública y alimentaria fueron los temas de esta reunión. El hambre y la paz son los temas que nos preocupan como intendentes y de manera colectiva los estamos abordando. Los límites distritales no son límites sociales, por lo tanto buscamos dar respuesta a los lugares donde circulan nuestros vecinos”.

El Protocolo Regional de Comunicaciones será un canal unificado de información entre los distintos centros de monitoreo, para que en forma inmediata, fluida y constante se transmitan datos relacionados con hechos que puedan ser comunes a las distintas jurisdicciones. Además, a través del monitoreo de más de cinco mil cámaras, se trabajará por la seguridad de un millón y medio de habitantes de los siete municipios de la RN2.

Al respecto, Ducoté explicó: “Serán miles las cámaras que estarán conectadas, pudiendo de alguna manera ser útiles para cada una de las localidades y dando un paso en conjunto que no podríamos dar de manera individual”.

Por su parte, Nardini manifestó: “Buscamos generar acciones de manera conjunta para poder prevenir hechos delictivos. Es una manera más de ayudar al gobierno provincial en la construcción de políticas públicas en materia de seguridad”.

Ante la compleja situación social, los jefes comunales también resolvieron la compra conjunta de alimentos para instituciones, comedores y merenderos. Además, abordaron la posible creación de un Observatorio de Políticas Públicas y Estadísticas, y de una Comisión Regional de Políticas Sociales.

“En todo los municipios tenemos problemas similares; es bueno que podamos juntarnos y que la unión haga a la fuerza para poder lograr la mejor solución. Esto es para los vecinos, que vean que trabajamos con diferentes colores políticos, pero unidos para dar respuesta y estar todos los días un poquito mejor”, destacó Sánchez.

Al finalizar la reunión, los intendentes recorrieron las instalaciones del COT, donde se interiorizaron sobre los métodos y las tecnologías utilizada en el municipio anfitrión para la prevención y el combate del delito.

El consorcio RN 2 fue creado en 2016. Abarca unos 3.000 kilómetros cuadrados dentro del corredor productivo más importante de la Argentina y entre sus principales objetivos busca implementar políticas, programas y proyectos comunes destinados a mejorar aspectos productivos, sociales, ambientales, de servicios públicos intermunicipales, educativos, culturales y turísticos de la región.