El vicepresidente del Club Atlético Tigre (CAT), Martín Suárez, advirtió hoy que los jugadores del plantel dirigido por Néstor Gorosito exhiben “preocupación” ante la posibilidad de tener que viajar a Brasil para la continuidad de la Copa Libertadores.

“Lo charlamos con los jugadores. La mayoría del plantel tiene hijos y están con preocupación por sus familias. Nos toca ir a Brasil, que es de los peores focos de la región en contagios”, dijo el dirigente, en relación a la grave crisis sanitaria que muestra el continente y especialmente el país vecino por la pandemia de coronavirus.

“Los jugadores te plantean la preocupación que tienen, pero si hay que viajar, lo haremos. No hay alternativa”, expresó el directivo en declaraciones a Radio Trend Topic.

La Conmebol ya fijó que septiembre será el mes de la reanudación del máximo certamen continental, que fue interrumpido en marzo último por la pandemia.

Tigre, que compite en la Primera Nacional a nivel nacional, interviene en el Grupo B y perdió los dos primeros partidos que disputó: 0-2 con Palmeiras y 2-0 con Bolívar, en La Paz.

El Matador de Victoria debería reanudar el certamen el jueves 17 de septiembre en un enfrentamiento como visitante ante Guaraní de Paraguay, en Asunción.

Y luego, el equipo bonaerense enfrentaría a Palmeiras, en San Pablo, el 22 de octubre venidero, en la sexta y última fecha de la fase clasificatoria.

Suárez indicó que, en el hipotético caso de que se autorice el retorno a las prácticas, Tigre tiene “lugar para entrenar en grupo, como indican los protocolos”.

“Pero sin la autorización del Ministerio de Salud no hay ninguna chance de volver”, dijo el dirigente.

En referencia a la hipotética vuelta del torneo de la Primera Nacional, Suárez resaltó que hay “coincidencia entre los clubes” de que el “campeonato hay que terminarlo, porque tiempo hay”.

“Tenemos diez fechas por delante (el equipo de Victoria adeuda un cotejo con Santamarina de Tandil). Queremos que los campeonatos se definan en la cancha”, puntualizó Suárez.

Por último, en referencia a la postura asumida por San Martín de Tucumán, que judicializó el reclamo por un ascenso automático a Primera y recurrió al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), el dirigente apuntó: “Está tratando de sacar una ventaja que no corresponde”.