hermanos

La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, analizaba esta mañana un escrito presentado por los hijos adoptivos de la directora del diario Clarín, Ernestina Herrera de Noble, en el que informan que aceptan entregar sangre de manera voluntaria para entrecruzar su ADN con todas las muestras del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG).
La magistrada podría fijar en las próximas horas una fecha para la realización de este trámite, pese a la presentación de recursos por parte de Abuelas de Plaza de Mayo que quedaron sin resolver ante la Cámara Nacional de Casación Penal.
El abogado de Marcela y Felipe Noble Herrera, Horacio Silva, confirmó hoy que los hermanos aceptaron que se les efectúe la extracción de sangre y que las muestras sean cotejadas con todo el BNDG, para determinar si son hijos apropiados a desaparecidos durante la última dictadura militar.
«Llegaron a la conclusión que dado el contexto y los padecimientos que han sufrido y sobre todo los efectos que han generado en la salud de su madre y con el solo objeto de ponerle fin a la causa, han tomado la decisión de hacerse la extracción y han aceptado además que la comparación sea con todas las familias que tengan información genética en el Banco», dijo el letrado por Radio Mitre.
El defensor de los hijos adoptivos de Herrera de Noble explicó que «no apelarán» la última medida de la Justicia, que ordenó una nueva extracción pero con ciertas restricciones en la comparaciones con la muestras del BNDG.