docentes1

Los gremios docentes aceptaron hoy la propuesta salarial realizada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires de incrementar un 8,28 por ciento el salario de los docentes sin antigüedad en enero y febrero, lo que llevaría el sueldo a 5.414,19 pesos. La negociación entre las partes continuará el 28 de este mes.

En la próxima reunión, establecida para las 11, se intentará avanzar en un aumento integral del salario. Los sindicatos reiterarán su reclamo de una suba mayor al 30 por ciento como pauta para todo este año.

La propuesta del ejecutivo provincial eleva el sueldo básico de bolsillo de un docente sin antigüedad de los actuales 5.000 a 5.414,19 pesos, lo que representaría en este caso un 8,28 por ciento de aumento para el primer tramo.

En la negociación se acordó incorporar al básico dos ítems de 338 pesos -que figuran como sumas bonificables y remunerativas- y uno de 110 -que era una suma no bonificable y no remunerativa-. Además, agregar 300 pesos como suma remunerativa no bonificable, que percibirán los jubilados y formará parte del cálculo del aguinaldo.

De este modo, el salario básico pasará de 2.200 a 2.700 pesos y, como el aumento correspondiente a enero se comenzará a cobrar desde el 1º de febrero, los docentes percibirán desde el corriente mes, como piso de una futura negociación, un incremento del 21,6 por ciento en el básico.

El acuerdo se alcanzó en el marco de la segunda reunión de la comisión técnica salarial encabezada en La Plata por la ministra de Economía, Silvina Batakis, quien dijo que la propuesta «apunta a una mejora cualitativa del salario y fue aceptada por los representantes del sector».

Batakis celebró «la madurez política de ambas partes para poder realizar estas reuniones con el tiempo necesario para que ningún servicio se vea resentido».

«Desde el gobierno de Daniel Scioli apuntamos en este primer tramo a una mejora cualitativa del salario docente y esperamos poder continuar con este tipo de encuentros para llegar al inicio de clases ordenadamente», sostuvo la funcionaria.

En tanto, el subsecretario de Coordinación Económica, Agustín Lódola, explicó que «esta propuesta responde al reclamo de las organizaciones sindicales que expresaron la necesidad de incrementar el sueldo básico y eliminar bonificaciones sin descuidar el bolsillo de los trabajadores en enero y febrero».

«Una vez más nuestra propuesta se enfoca en la calidad del salario, con lo cual, con el cobro del mes enero en el mes de febrero, todos los conceptos también serán percibidos por el personal pasivo de la provincia», destacó el funcionario.

Por su parte, la secretaria general de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini, le dijo a Télam: «Esto es favorable ya que yo no tengo recuerdo de que alguna vez se haya logrado un incremento a partir del primero de enero». Sin embargo, aclaró: «Para nosotros esto el inicio de una negociación, no hubo un cierre, sino que vamos a proseguir con el debate».

La gremialista opinó que en el encuentro de hoy se alcanzó «un incremento en el salario básico y en la escala salarial docente, lo que genera un impacto directo, no sólo en el conjunto de los docentes en actividad, sino también en los jubilados».

Además, Petrocini analizó: «Para nosotros significa un inicio, es el piso para empezar a discutir la paritaria integral que seguiremos discutiendo desde el 28 de enero». Y detalló: «Los gremios pediremos un aumento de más del 30 por ciento».