Una vez más, el Frente de Unidad Docente (FUD) rechazó la propuesta salarial del gobierno provincial que no se movió del 15% de incremento en tres tramos más un plus de hasta 6 mil pesos por presentismo y sumó, como novedad, otro de 3 mil pesos por capacitación.

Los principales dirigentes sindicales del sector mantuvieron ayer una nueva reunión con funcionarios de la administración de María Eugenia Vidal, en la que se concretó este quinto ofrecimiento, que fue desestimado.

Además de las dos sumas fijas, la oferta incluyó un 15% de aumento en tres tramos de 5% a pagar en enero, mayo y septiembre y un compromiso de revisión en función de la variación de precios, aunque no es automático como la denominada “cláusula gatillo”.

A la salida del encuentro, el titular del Suteba, Roberto Baradel, sentenció: “La gobernadora no tiene la voluntad de llegar a un acuerdo con los docentes”. Y la secretaria general de la FEB, Mirta Petrocini, denunció: “Tenemos la necesidad de que nos escuchen porque están desmantelando el sistema educativo”.

Horas más tarde, el FUB -integrado por AMET, FEB, SADOP, Suteba y Udocba- emitió un comunicado en el que remarca que “la profundización del conflicto es pura responsabilidad del gobierno” y anuncia la realización de distintas acciones de protesta, aunque no fija un fecha de paro.

Por su parte, en conferencia de prensa, el ministro de Economía provincial, Hernán Lacunza, señaló: “No ofrecemos lo que queremos, sino lo que podemos, son recursos de los bonaerenses que tenemos que cuidar”.

“Ante el rechazo de los gremios, el gobierno propuso seguir negociando con los chicos en las aulas y como muestra de la vocación constructiva por parte del gobierno se ofreció pagar lo propuesto hasta aquí como adelanto a cuenta”, indicó el funcionario.