Dirigentes del Club Atlético Tigre (CAT) se reunieron con sus pares de la Asociación de Clubes local para impulsar un proyecto destinado a que los chicos que disputan el torneo de baby fútbol distrital tengan la oportunidad, en el futuro, de sumarse a la institución de Victoria.
“La idea es poder llevar el conocimiento y la experiencia de los profesionales de Tigre a los clubes de barrio. Con charlas, clínicas y reuniones para darles las herramientas necesarias a todos los entrenadores que trabajan con los más chicos”, comentó el concejal y presidente del “Matador”, Rodrigo Molinos.
“Sabemos que los clubes de barrio tienen muy buenos jugadores y que a veces por falta de oportunidades no siguen jugando. Nosotros queremos que sean parte de la familia de Tigre y darles una oportunidad dentro del club”, expresó el coordinador de las divisiones inferiores del CAT, Fabio Radaelli.
Formaron parte del encuentro representantes de distintas entidades deportivas locales: Talar, Glorias, Peñarol, Mosafi, Juventud, Rincón, Estudiantes de Solís, El Granate, El Zorzal, AFUT, Sarmiento y San Roque.