En la ciudad de Tigre, a metros del límite con San Fernando, una mujer que caminaba con sus dos hijitos de la mano fue abordada por un delincuente que la había seguido unos 50 metros para robarle el teléfono celular. Sin embargo, el sujeto fue interceptado a tres cuadras por personal policial que se trasladaba en un móvil del Centro de Operaciones Tigre (COT), mientras intentaba escaparse.
El hecho fue registrado por las cámaras de seguridad municipales. El malviviente se llama Marcelo Alejandro Brites, tiene 21 años y quedó a disposición de la fiscalía descentralizada a cargo de Mariano Magaz, por el delito de robo.