Compartir en:

La Comuna puso en marcha los trabajos de limpieza en el arroyo El Claro, que beneficiarán a 2 mil familias de las localidades de Benavídez y Nordelta, en su primera etapa.

Se llevarán a cabo tareas sobre 5.420 metros lineales para extraer un alrededor de 1.500 toneladas de residuos y sedimentos que disminuirán los factores de contaminación y anegamiento en esta región.

Para la ejecución de estas acciones, se utilizan actualmente dos máquinas excavadoras de 30 toneladas, dos minicargadoras y cuatro bateas.

Con el objetivo de acelerar el proceso de desagote de las calzadas durante las fuertes lluvias, además de la limpieza de arroyos, el Municipio realiza otras obras, como la colocación de cañerías pluviales en diversos puntos del distrito.