Un abogado que iba a realizar un depósito de medio millón de pesos en una sucursal de un banco en la localidad de Ricardo Rojas fue asaltado por un delincuente que le arrebató una mochila con el dinero y huyó en un auto con un cómplice. Sin embargo, efectivos policiales lograron detener luego a dos sospechosos y recuperar parte del botín, tras analizar las cámaras de seguridad municipales.

Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió ayer en la esquina de Henry Ford y Fournier, a una cuadra del Ramal Campana de la Autopista Panamericana.

En esa intersección de calles se encuentra la sucursal del Banco Santander donde el letrado de 44 años se disponía a ingresar para realizar un depósito de dinero en efectivo y fue abordado por un asaltante que bajó de un automóvil, quien tras un forcejeo le arrebató la mochila en la que tenía guardados medio millón de pesos y distintos documentos.

Según relataron los voceros, el ladrón escapó de inmediato a bordo del vehículo en el que se movilizaba junto a un cómplice, mientras que el abogado se dirigió hacia la subcomisaría de Ricardo Rojas para radicar la denuncia del robo.

Luego, los uniformados a cargo de la investigación lograron obtener el registro de las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones Tigre (COT), lo que les permitió identificar a los delincuentes.

Horas después, y tras una serie de averiguaciones, los policías allanaron un domicilio ubicado en la calle Alejandro Zuliban al 1200 de la localidad de San Antonio de Padua, y aprehendieron a un sospechoso, al que identificaron como Alejandro Javier Páez (35).

Además, durante el procedimiento los agentes de la subcomisaría Ricardo Rojas, las comisarías 5° y 6°, y la Sub Delegación Departamental de Investigaciones de Tigre secuestraron el auto Chevrolet Corsa utilizado durante el robo y 25 mil pesos en efectivo, añadieron los informantes.

Posteriormente, los agentes allanaron otra vivienda, ubicada en Fragata Sarmiento y Ruta 28, en la localidad de Pilar, donde aprehendieron a un ciudadano chileno identificado como Jonathan Andrés Retamales Díaz e incautaron otros 200 mil pesos.

Interviene en la causa el fiscal Santiago Munilla, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de El Talar, dependiente del Departamento Judicial de San Isidro.