carlota1

A 10 años de su fallecimiento, el Municipio decidió homenajear a la ambientalista Carlota Sánchez Aizcorbe. Por eso, se le puso su nombre al paseo costero de la calle Lavalle, entre los puentes Sacriste y Salas, sobre el Río Tigre.

Durante el acto, el intendente Julio Zamora, expresó: «Estamos reconociendo a una vecina, que fue una de las primeras en plantear la defensa del medio ambiente y la lucha contra la contaminación del Río Reconquista como temas de agenda pública».

«Reconocer una persona como Carlota señala el rumbo y camino que tenemos que tomar los vecinos de Tigre en esta lucha: unir esfuerzos independientemente de las ideas que podamos tener», agregó el mandatario local.

Por su parte, el hijo de la recordada ambientalista, Eduardo Abella Nazar, destacó: «Este lugar es un símbolo que representa lo que fue mi madre, un ícono de la lucha por el medio ambiente y el Río Tigre. Por eso, el lugar que eligió el Municipio es el indicado, sin lugar a dudas».

«Esto tiene que ser un puntapié inicial para lo que es la lucha por la cuenca del Río Reconquista. Es una problemática muy compleja, pero que tiene solución. En esta nueva era, como dijo Zamora, tiene que haber concordia para encontrar soluciones en conjunto», agregó el hijo de la homenajeada.

Sánchez Aizcorbe fue vecina y luchadora incansable por la conservación ambiental de Tigre y su Delta. En 1983, cuando apenas se hablaba sobre el tema creó una asociación vecinal que sería el origen de la Fundación Pro Tigre y Cuenca del Plata.

En el acto habló su hijo Eduardo, quien la recordó con mucha emoción. También le dedicaron palabras Guillermo Rojas Yenni, de Pro Tigre; Juan Martín «Tino» Lutteral, de Espacio Agua; y Martín Nunziata, de Aprodelta. Al finalizar la ceremonia, se plantaron jazmines y lapachos.

En tanto, la subsecretaria de Gestión Ambiental, Leticia Villalba, también se refirió a la homenajeada: «Carlota es un ejemplo para todos y recordarla no solo con la placa, sino con todo el paseo, es una alegría muy grande. Fue una adelantada, una precursora y una pionera en considerar al medio ambiente como un derecho básico humano. La generosidad que ella tenía hay que resaltarla porque de su mano, con su ayuda, con el apoyo de su experiencia y vivencias, nacieron muchísimas otras organizaciones que hoy están vigentes y que nos van a ayudar a todos los ciudadanos a lograr un río sano, un ambiente mejor y, en definitiva, una mejor vida para todos».