El precandidato presidencial de Consenso 19, Roberto Lavagna, realizó hoy una recorrida por la pyme Edelflex, ubicada en la localidad de Don Torcuato, durante la que cuestionó la política económica del gobierno nacional.

«Vemos que hay pequeñas y medianas empresas argentinas, que no solo están para producir para nuestro mercado, sino que están saliendo al mundo, a México, a Uruguay y demás, y vemos que en todos los casos hay incorporación de inteligencia argentina», destacó el exministro de Economía.

«La población argentina tiene una gran capacidad de innovación, inventiva y flexibilidad frente a los problemas muy importantes», agregó el dirigente durante su visita a la firma torcuatense.

Además, el precandidato analizó: «Las empresas tienen como telón de fondo un nivel de la actividad económica en caída. Se llevan ocho años de estancamiento absoluto. Algunas empresas, como esta, logran progresar en este contexto, pero el promedio de Argentina es de estancamiento y se ha venido agravando en el último año y medio aproximadamente».

En el mismo sentido, Lavagna también consideró: «Cada dato nuevo que se publica tanto de inflación, como de nivel industrial o de caída de la cantidad de material de equipamiento ocioso, no hace más que ratificar que estamos en un proceso de recesión profunda».

«La salida es mirar las cosas de una manera totalmente distinta», evaluó el economista y continuó: «El gobierno, como también lo ha hecho el gobierno anterior, tiene una inclinación a mirar las salidas por la vía del permanente ajuste, la suba de las tasas de interés y de impuestos; y, en realidad, en Argentina tenemos recursos en la industria, en el agro, en los servicios».

«Tenemos mano de obra, recursos naturales e incluso capital argentino que está ocioso que hay que movilizar, y esto lo hacemos explicando cómo va a crecer la demanda y las condiciones para exportar más, de manera tal que el empresario se anime a levantar las lonas, que en muchos casos están cubriendo equipos que están ociosos, y los ponga a trabajar. Es una cuestión de enfoque: basta de ajuste, pongamos en marcha nuestros recursos», sentenció Lavagna.