El ministro de Economía, Hernán Lacunza, afirmó hoy que el salario promedio de los docentes en la provincia de Buenos Aires «no perdió poder adquisitivo» en 2016 sino que «números más, números menos, empató a la inflación».

De esta manera, el funcionario descartó que la administración de María Eugenia Vidal se encuentre en la obligación de tener que compensar en la paritaria 2017 los entre 6 y 10 puntos denunciados como «perdidos» por los gremios.

«No podemos estar haciendo acuerdos según lo que cada uno siente que se deterioró el salario real, así que la estadística oficial nos dice: números más, números menos, los salarios le empataron a la inflación», sentenció Lacunza.

El ministro se mostró escéptico sobre la posibilidad de que las clases arranquen finalmente el 6 de marzo, tal como lo prevé el calendario escolar oficial, debido a que los gremios nacionales ratificaron la huelga de 48 horas.

La Provincia le presentó anoche al Frente Gremial Docente Bonaernese una nueva propuesta paritaria que consiste en otorgar aumentos trimestrales que vayan en línea con lo que reporte el Indec como inflación de cada período.