Mediante un convenio firmado ayer en San Fernando, la Provincia descentralizará en los municipios de la Zona Norte la administración del Impuesto a las Embarcaciones Deportivas o de Recreación.

El acuerdo, que entrará en vigencia a partir del año próximo, fue rubricado por el director ejecutivo de ARBA, Gastón Fossati; el ministro de Economía, Hernán Lacunza; y los intendentes Luis Andreotti (de San Fernando), Gustavo Posse (San Isidro) y Julio Zamora (Tigre). Participaron también el ministro de Producción, Joaquín de la Torre; y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell.

El director de ARBA explicó que «el convenio prevé la realización de tareas de control, fiscalización y cobranzas de manera conjunta» y lo recaudado «será distribuido de equitativamente entre la Provincia y los distritos».

Fossati destacó que «la mitad de los ingresos que los municipios perciban por este tributo deberán afectarlo a inversión en programas de seguridad y justicia».

En tanto, Lacunza afirmó: «Es un acuerdo en el que ganamos todos», porque «nuestra proyección en la recaudación de este impuesto es que se va a triplicar el próximo año».

Además, el ministro pidió a los contribuyentes que «cumplan con el fisco», ya que en la medida en que baje la evasión se reducirá «la presión tributaria».

Los intendentes agradecieron a la gobernadora María Eugenia Vidal la decisión de avanzar con esta modificación. Andreotti dijo: «Es muy importante para nuestros vecinos, porque fue una lucha de la Región Metropolitana Norte para que se restituyan los derechos que habíamos conseguido los municipios».

Por su parte, Posse señaló: «Destinaremos los fondos al cuidado del borde de la costa de nuestro distrito para beneficio de todos los habitantes».

En tanto, Zamora aseguró que la reposición de este convenio es un «gesto de convivencia» y subrayó que «hay un cambio de cultura política, cuyo beneficio no es para los intendentes sino para los vecinos».

En la actualidad, hay unas 18 mil embarcaciones registradas en las bases de ARBA. Según afirmó Fossati, «el sector posee un alto grado de informalidad».

«Hemos intensificado las acciones para mejorar la cobrabilidad del impuesto a través del cruce de datos con diversas fuentes de información, controles en guarderías náuticas y campañas de inscripción voluntaria de contribuyentes», concluyó el funcionario provincial.