El gobernador Axel Kicillof firmó el decreto que asiste a los municipios bonaerenses con 300 millones de pesos para atender la emergencia sanitaria por el coronavirus, que fue decretada el 12 de marzo por 180 días.

Esta asistencia financiera tiene el objetivo de dotar de mayores recursos a las comunas y menguar el impacto financiero que tendrá este contexto extraordinario.

La norma indica que «resulta indispensable que la totalidad de los municipios que integran la provincia de Buenos Aires lleven adelante acciones en pos de paliar y atender la emergencia».

El decreto 139 fue publicado hoy en el Boletín Oficial, tras las reuniones que el gobernador y los miembros de su gabinete mantuvieron ayer en el Teatro Metro de La Plata con los intendentes, con el objetivo de coordinar acciones que permitan contener la propagación del COVID-19 y atender a los afectados.

La medida responde a la importancia de mantener un plan conjunto de trabajo entre los diferentes niveles de gobierno. En este sentido, Kicillof expresó: «Estamos trabajando para conseguir la mayor coordinación posible, tomando como guía las decisiones del gobierno nacional».