hiena

La Provincia inhabilitó al boxeador Jorge Rodrigo Barrios para conducir cualquier tipo de vehículo y le solicitó al Municipio de Tigre que lo notifique y le retenga su licencia.

El jefe de Gabinete, Alberto Pérez, recordó que «por instrucción del gobernador Daniel Scioli, el 26 de abril último, con el patrocinio letrado de la Fiscalía de Estado, el gobierno provincial había requerido ante el Tribunal Oral 3 de Mar del Plata que Barrios fuera impedido de conducir vehículos hasta tanto se resuelva su situación procesal por la muerte de Yamila González».

Barrios fue condenado el 4 de abril por el TOC 3 de Mar del Plata a cuatro años de prisión efectiva y a ocho años de inhabilitación especial para conducir autos por «homicidio y lesiones culposas».

Si bien el boxeador quedó preso tras la sentencia, 22 días después la Sala III de la Cámara de Apelaciones le otorgó la excarcelación y lo habilitó para conducir hasta tanto el fallo sea confirmado por el Tribunal de Casación Penal bonaerense.

Por ese motivo, Barrios recuperó la libertad y actualmente está residiendo en la provincia de Córdoba por cuestiones laborales.

Tras la decisión de la Justicia marplatense, el abogado de la familia de la víctima, Fabián Rodríguez, pidió que le retiren la licencia al boxeador con una presentación que fue acompañada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), que depende del Ministerio del Interior, y la Fiscalía de Estado bonaerense.

Pero ayer se conoció que los jueces rechazaron el pedido por entender que el Código Procesal de la provincia de Buenos Aires no los habilita para adoptar esa decisión. Al respecto, Randazzo, dijo que «lamentaba» la decisión judicial y también anunció que le pediría al Municipio de Tigre que le retirara la licencia.

El hecho por el que se condenó a Barrios ocurrió el 24 de enero de 2010, en la esquina de Avenida Independencia y Ayacucho de Mar del Plata, cuando la Hiena conducía una camioneta BMW X5 y embistió la parte trasera de un Fiat 147.

Este último auto, que se estaba por detener por la luz roja del semáforo, se desplazó y atropelló a cuatro peatones. Uno era González, quien falleció horas más tarde.

A pesar del choque, el boxeador escapó y después colisionó con una camioneta Ford F100 en el camino viejo a Miramar, y tras descender y observar que no había heridos, siguió su marcha.

Tras siete horas, durante las cuales la familia de la víctima cree que realizó maniobras para desintoxicarse de alcohol o drogas, el Barrios se entregó.

Nota relacionada: La Nación le pedirá al Municipio que le retire la licencia a la Hiena Barrios