cpc1

La Provincia dispuso que 32 nuevos patrulleros formen parte del flamante Comando de Prevención Comunitaria. El anuncio fue realizado en un encuentro que mantuvieron en Tigre el intendente Julio Zamora con el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados.

A partir del convenio firmado entre los dos niveles del Estado, el Municipio aportó para el funcionamiento de la flamante sede policial un inmueble ubicado en Avenida del Trabajo al 1300, en Don Torcuato, que se encuentra dotado de una sala de operaciones y distintas dependencias.

La reunión entre el jefe comunal y el funcionario provincial se dio en medio del cruce de declaraciones entre referentes del massismo y el sciolismo que tiene a la problemática de la seguridad como uno de los ejes del enfrentamiento.

«Desde el 2007 venimos haciendo un gran esfuerzo en materia de seguridad ciudadana, invirtiendo en tecnología para fortalecer y colaborar con la provincia en materia de seguridad. Falta mucho, la seguridad pública es una deuda pendiente y queremos lograr una Provincia con mayor seguridad. Estamos muy agradecidos con este gesto del ministro Granados, que como intendente sabe muy bien de las necesidades de los municipios», manifestó Zamora.

En tanto, Granados sostuvo: «La implementación de las policías locales tal vez no era lo mejor, tuvimos la decisión del gobernador (Daniel Scioli) de hacerla por decreto y construimos algo semejante. Hoy ponemos en funcionamiento el CPC en Tigre; esta implementación de 32 móviles están para cuidar en forma permanente a los vecinos con personal suficiente».

«Vamos a patrullar las calles de Tigre las 24 horas cuando egresen los 10 mil policías de 30 escuelas descentralizadas de la Provincia, el próximo año. Son muchas las cosas que faltan pero hemos logrado varias en materia de seguridad. Estuve en Carhué, Pergamino, Salto y Junín, en todos los lugares me piden más policías. Hace un año que estamos trabajando en ello pero no es fácil», explicó el funcionario.