Compartir en:

vista-aerea-de-colony

El Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) denegó la declaración de impacto ambiental solicitada por la firma desarrolladora del polémico country Colony Park, cuya obra en el Delta tigrense fue clausurada por la Justicia.
La decisión fue tomada sobre la base de los informes técnicos elaborados por la Dirección Provincial de Recursos Naturales, la Dirección de Evaluación de Impacto Ambiental y la Dirección de Ordenamiento Ambiental Territorial del OPDS.
También se tuvieron en cuenta las observaciones sobre el proyecto que surgieron de la audiencia pública Ambiental que se llevó a cabo el 1° de julio en el Concejo Deliberante local; en la que participaron ambientalistas, funcionarios municipales y vecinos para manifestarse contra la iniciativa inmobiliaria.
Por otra parte, el organismo provincial intimó a la empresa desarrolladora a presentar un plan de acciones tendientes a la recomposición del ambiente y los recursos naturales del predio afectado al emprendimiento, que se encuentra actualmente clausurado por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 1 de San Isidro. Esas tareas deberán ser aprobadas antes de su ejecución.

Nota relacionada: Fue amplio y rotundo el rechazo a Colony Park.