Para definir los mecanismos de gestión de la obra pública en sus distritos, una cuestión clave en un año electoral, unos 70 intendentes de Cambiemos se reunieron hoy en Lanús con autoridades de la administración de María Eugenia Vidal.

El encuentro se desarrolló en el Quincho 3 del Club Atlético Lanús y contó también con la participación de los secretarios de Obras Públicas de las distintas comunas a cargo del oficialismo. Además, estuvo el vicegobernador Daniel Salvador y varios ministros provinciales.

La convocatoria estuvo dirigida a establecer «el plan de trabajo» de este año, en base al funcionamiento del Fondo de Infraestructura Local, que cuenta con un presupuesto de 8.500 millones de pesos.

Puntualmente, las autoridades provinciales le encomendaron a los jefes comunales la realización durante el verano de los proyectos necesarios para la posterior ejecución de los trabajos, con el objetivo de que las obras puedan desarrollarse antes de las elecciones legislativas.

«Es fundamental en 2017 que esta gestión, que va a ser evaluada en las próximas elecciones, logre un acompañamiento. Si bien es verdad que no tenemos mayorías legislativas, tenemos una gran apoyatura popular y eso es lo que hay que revalidar y convalidar», arengó el vicegobernador, el primero en en hablar tras las palabras de bienvenida del mandatario anfitrión, Néstor Grindetti.

«Tenemos intendentes que llevan adelante importantísimas gestiones, con resultados. Hoy ya no tenemos los problemas que teníamos, con más de 100 comunas en déficit, hoy cada uno de ustedes está mejor de lo que estaba hace un año», agregó Salvador.

En ese marco, el segundo de Vidal valoró la posible llegada de dirigentes de diversos partidos políticos al frente Cambiemos, pero resaltó la necesidad de «preservar y consolidar» su columna vertebral.

«Que vengan las incorporaciones está muy bien, pero en paralelo hay que preservar y consolidar a los que integraron desde el propio origen a Cambiemos. Eso es fundamental. Necesitamos militancia convencida», puntualizó el vicegobernador.

Del encuentro también participaron el ministro de Gobierno, Joaquín De La Torre; el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas; el secretario de Comunicación, Federico Suárez; el subsecretario de Asuntos Metropolitanos, Luis Giménez; y el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell.

De la Torre, exintendente de San Miguel, se puso a disposición de los mandatarios locales, tras señalar que «este año que empezó será mejor del que pasó», ya que «habrá obras públicas en todos los municipios y se reactivara la economía; todos los indicadores apuntan a un repunte».

La cumbre se produjo un día después de que Vidal vetara un artículo del Presupuesto General de Gastos y Recursos 2017 que daba participación a la oposición en una comisión bicameral de la Legislatura destinada a la adjudicación de obras. De este modo, concentró en el Ministerio de Infraestructura el destino de los 8.500 millones de pesos del Fondo de Infraestructura.