La ministra de Gobierno provincial, Teresa García, afirmó esta mañana que no se recibieron pedidos de intendentes del Conurbano para habilitar las salidas recreativas en sus distritos, en el marco del aislamiento obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus.

«No hemos tenido pedidos de parte de los intendentes del Conurbano para habilitar las salidas recreativas. Todo lo contrario: entre las consultas con los jefes comunales de 29 distritos plantearon que es muy difícil el control», expuso la funcionaria en declaraciones a Radio La Red.

En este marco, García recalcó que el Poder Ejecutivo provincial solo trabaja en las aperturas de las actividades solicitadas por los jefes comunales y especificó: «Ellos nos formulan las consultas de las habilitaciones, presentan protocolos sanitarios y mecanismos de control».

La ministra estimó que los mandatarios locales del Gran Buenos Aires no requirieron las salidas recreativas porque es «imposible controlarlas en distritos de 450 mil habitantes».

De cara a la nueva fase de la cuarentena, que se iniciará el lunes, García resaltó que «la preocupación de la gestión de Axel Kicillof es la cuestión de la producción y el empleo», y añadió que la atención del gobierno bonaerense «está puesta en la actividad industrial más que en la comercial».

«Hubo reuniones ayer y ahora se definirán las actividades que van a empezar a abrir lentamente», dijo la funcionaria.

La ministra consideró que desde hace 15 días, «cuando fue la última apertura de la cuarentena», en la Provincia hay «dos realidades: la del Conurbano, donde está muy limitada; y la del interior, donde hay distritos que abrieron algunas actividades comerciales y de producción de alimentos».

«Cualquier actividad que se abra masivamente implica el uso del transporte público y crece el riesgo de contagio», expresó la funcionaria, quien destacó la necesidad de «evitar que el virus circule en el Conurbano».