El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto entre los choferes y la empresa Monsa, por lo que los colectivos de la línea 60 volvieron a circular hoy.

En un encuentro realizado en la sede de la cartera laboral, los trabajadores habían ratificado este viernes el paro.

Pero horas después, Trabajo volvió a convocar a las partes para anunciar una conciliación por dos semanas que rige desde el primer minuto de este domingo.

La huelga afectaba el servicio en los 19 ramales de la línea que une la Capital Federal con los partidos de Tigre y Escobar.

Los trabajadores reclaman una solución para los problemas en materia de seguridad e higiene en las distintas unidades en servicio y la reincorporación de los empleados despedidos.

La empresa reiteró que el paro dispuesto por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) es “absolutamente arbitrario e injustificado, persigue otros objetivos que los invocados”.