La Justicia le ordenó al gobierno provincial que convoque, en el plazo de cinco días, a los sindicatos docentes para las negociaciones paritarias de este año, que todavía están inconclusas. Esta disposición se dio tras 81 días desde el último encuentro de las partes.

La medida cautelar fue dictada por el Tribunal de Trabajo 1 de La Plata, que forman los jueces Mauricio Bordino, Stella Maris Marcasciano y Víctor Hugo Guida, a partir de un pedido de los gremios que integran el Frente de Unidad Docente.

Para justificar su postura, los magistraron argumentaron que “el país se encuentra sumido en una situación de crisis económica cuyas consecuencias han de repercutir necesariamente -entre otros aspectos- en los salarios de los trabajadores”.

Además, los jueces detallaron que “la última reunión paritaria se llevó a cabo el 20 de abril” y que, “en el actual contexto económico”, se “torna necesario mantener activas las negociaciones paritarias con las asociaciones profesionales peticionantes”.

Los funcionarios judiciales también estipularon que “en caso de incumplimiento” de la resolución que obliga a reanudar de urgencia las negociaciones, aplicarán “sanciones conminatorias” a la administración de Cambiemos.

En la última reunión, el gobierno de María Eugenia Vidal había mantenido el ofrecimiento de incremento salarial en el 15% en tres tramos. Como en los anteriores encuentros, las organizaciones gremiales lo habían rechazado.

En la actualidad, a partir de las proyecciones inflacionarias, el Frente de Unidad Docente espera una oferta que se acerque al 30%.

Por otra parte, cada gremio está decidiendo a través de asambleas que, de no mediar un acuerdo, no se reiniciará el ciclo lectivo luego del receso invernal como forma de protesta.