isla-del-este1

El Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo 1 del Departamento Judicial de San Isidro, a cargo de José Abelardo Servin, dio lugar a la medida cautelar tramitada por la Fundación Pro Tigre y Cuenca del Plata, a través de su apoderado Guillermo Miguel Rojas Yenni. La medida, que apunta contra los countries náuticos, dispone la suspensión de los permiso para construir en el Delta.

Según la disposición judicial, el Municipio tiene que suspender «el trámite de las autorizaciones en curso» para la construcción, la ampliación y la modificación «de barrios privados y/o clubes náuticos en la Primera Sección de Islas».

Además, la medida resuelve que la Comuna debe utilizar su «poder de policía» para cumplir la resolución al evitar la continuación de las obras en los proyectos inmobiliarios «que no gocen de autorización municipal».

El juzgado sanisidrense también le ordena al Municipio que elabore un detallado informe para el próximo 28 de agosto que incluya: un listado de los barrios o clubes finalizados o en marcha en el Delta; una evaluación sobre la situación puntual de Isla del Este, Delta Eco Spa e Isla Santa Mónica con relación a sus permisos de construcción; y una nómina de las urbanizaciones existentes en las islas que posean el seguro ambiental obligatorio.

La disposición del juez Servín también convoca a las partes una audiencia pública para 18 de septiembre próximo. En esa ocasión, los representantes municipales y provinciales, de la Fundación Pro Tigre y de otros organismos, como la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional General Pacheco, intercambiarán ideas para arribar a una solución con respecto a la preservación del Delta.