Compartir en:

“La Justicia empezó a investigar los atropellos policiales en Las Tunas” se titula el comunicado difundido hoy por familias de este barrio de General Pacheco y organizaciones de trabajadores de la Zona Norte, con relación a la balacera indiscriminada contra vecinos que protagonizaron el último miércoles efectivos de la fuerza de seguridad provincial, con un saldo de al menos ocho personas heridas.

Los uniformados dispararon contra los habitantes de la zona que intercedían a favor de un adolescente que había sido golpeado y subido a su vehículo por un sujeto que lo acusaba de un robo. Este hecho represivo, que fue filmado, se viralizó rápidamente a través de las redes sociales.

A continuación, se reproduce el informe de los afectados:

Informamos a las familias de Las Tunas y a la opinión pública que el fiscal de General Pacheco citó este sábado 8 de junio a las víctimas de la agresión policial del miércoles 5 pasado para que ratifiquen las denuncias realizadas por escrito y amplíen con más detalles las circunstancias de lo ocurrido.

En simultáneo, se tomaron medidas de prueba como fotografías de las heridas de bala que tienen al menos ocho personas y se dio intervención a la Prefectura Naval para que traslade a las víctimas hasta Lomas de Zamora, donde fueron atendidos por un médico forense.

El viernes, luego de presentada la denuncia en Fiscalía de General Pacheco, la CPM (Comisión Provincial por la Memoria) presentó nota sobre estos hechos ante la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

Al mismo tiempo, los familiares han recibido comunicación del intendente de Tigre, Julio Zamora, quien se puso a disposición de las víctimas.

Hemos presentado ante la Justicia todas las pruebas y exigimos un castigo ejemplar para la persona que golpeó y secuestró a un adolescente, y para la Policía que desató una salvaje cacería por todo el barrio, irrumpiendo en las casas, pateando puertas, disparando a mansalva y a corta distancia contra personas indefensas, insultando y humillando a los vecinos para defender a un adulto que cometió un delito flagrante (golpear a un adolescente que salía del polideportivo).

La rápida reacción y la activa solidaridad de vecinas, vecinos y organizaciones hizo que la represión policial se viralizara en las redes y trascendiera a muchos medios, incluso nacionales. Esto, más la movilización del viernes, con cientos de personas repudiando las prácticas policiales represivas, está logrando estos avances, lo que nos hace redoblar la confianza en la unidad, la organización y la movilización.

Queremos agradecer especialmente a todas las familias del barrio que nos dieron su apoyo y solidaridad, y a las tantas organizaciones sociales, políticas, antirepresivas, de derechos humanos que nos acompañan desde un principio.

Familias de Las Tunas y Organizaciones de Trabajadores de Zona Norte.