Compartir en:

La inflación de septiembre fue del 1,1%, según el Indec, con fuertes incrementos indumentaria y alimentos, un rubro que afecta en mayor medida a las personas de menores recursos. En agosto, el costo de vida había subido un 0,2%.

Según los datos oficiales, indumentaria registró el mayor incremento, al avanzar un 4,9% a causa del cambio de temporada. En el otro extremo, se ubicó viviendas y servicios, con un retroceso de -5,3%.

Alimentos y bebidas -el rubro que más impacto tiene entre los sectores de menores recursos- subió un 2,3%; esparcimiento aumentó un 1,9%; atención médica y gastos para la salud escaló un 1,1%, mientras que transporte y comunicaciones se incrementó un 0,8%.

Los precios vinculados a la educación registraron en septiembre una variación positiva del 0,3%, mientras que los relacionados a equipamiento y mantenimiento del hogar crecieron un 0,4% y los asociados a otros bienes y servicios subieron un 2,5%.

Previa a la publicación del Índice de Precios al Consumidor del Indec, el gobierno porteño había estimado que la inflación del mes pasado fue de 1,3%, mientras que la administración de Córdoba evaluó que fue del 1,76%. Por su parte, las consultoras privadas señalaron un promedio de aumento del costo de vida del 0,8%.

El organismo que conduce Jorge Todesca indicó que si la Corte Suprema no habría llevado atrás la suba de la tarifa del gas, la inflación de octubre debería haber sido 1,7%, o sea, 0,6 puntos porcentuales más.