La inflación se ubicó en julio en el 3,1% y acumula en lo que va del año un alza del 19,6%, con un fuerte impacto en los combustibles, el turismo y los alimentos, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

El rubro que más aumentó en julio fue transporte -que incluye el ajuste en combustibles-, con el 5,2%; seguido por recreación y cultura -por el receso invernal-, con el 5,1%; y equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 4,2%.

En tanto, alimentos y bebidas -el rubro que más incidencia tiene en los sectores de menores recursos- aumentó un 4% en julio, indicó el organismo encargado de las estadísticas.

De este modo, el índice inflacionario anual se ubica en el 31,2% y no solo afecta gravemente el poder adquisitivo de los asalariados sino que también compromete la meta oficial pactada por el gobierno con el FMI del 32%.

Consultoras privadas estiman que la tendencia inflacionaria continuará en el mismo nivel en agosto debido al aumento en prepagas, tarifas de transporte público, combustibles y electricidad.