La presidenta Cristina Fernández afirmó que es «un orgullo tener jóvenes que no tiran piedras, sino que agitan banderas» y destacó, al inaugurar la ampliación de la empresa Converse, en la ciudad bonaerense de Las Flores, que el «desempleo alcanzó a 7,3%, el punto más bajo desde 2003».
«Me siento orgullosa de este proyecto político del cual ustedes también están orgullosos», expresó en referencia a los conflictos actuales en Europa, ante un público que, según calculó, promediaba los 28 años de edad.
«Cuando veo tantos jóvenes trabajadores, militantes, con ilusiones y ganas de vivir en un país mejor los veo parecidos a él (por Néstor Kirchner», subrayó.
Recordó que Converse, hasta el 2006, sólo importaba sus calzados y comenzó a producir en la Argentina a partir de 2008: «Empezaron produciendo 150 mil pares y hoy están produciendo 1.510.000».
Durante un acto previo, la fábrica de acoplados Patronelli realizó el patentamiento de la unidad número 15 mil, a la que dio el nombre de ‘Néstor Kirchner’.
La mandataria, en este sentido, destacó que en Las Flores llegó a haber un 35,5% de desocupación y que hoy ese índice se encuentra en 6,5%, por debajo «de la media nacional de 7,3%» alcanzada durante el segundo trimestre en toda la República Argentina», anticipó. Y precisó que «es la performance más baja de los últimos ocho años».
«Vamos por más, nunca menos», arengó la jefa de Estado y señaló que no sólo se está apuntando al mercado interno, sino también impulsando la exportación de forma integrada con Brasil. «Esta es la verdadera integración con un modelo de trabajo y empleo», explicó.
La Presidenta aseguró que «la Argentina del siglo XXI» es de los jóvenes, y que por eso se destina «el 6,47% del PBI para la educación, se entregan netbooks y se inauguró Tecnópolis».
«Esta es la Argentina que queremos todos, y el mejor homenaje que se le puede rendir a los que ya no están es cumplir con los cuarenta millones de argentinos, jóvenes, jubilados, empresarios, todos», finalizó la mandataria, quien recordó especialmente a un amigo desaparecido, Carlos Labollita.
Estuvieron presentes en el acto, entre otros, los ministros de Industria, Débora Giorgi; de Economía, Amado Boudou; Agricultura, Julián Domínguez y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrili.