En la Plaza Hipólito Yrigoyen, la comunidad celebró un nuevo aniversario de El Talar. Vecinos, representantes de entidades intermedias y autoridades municipales festejaron los 84 años de la localidad con espectáculos musicales y de danza. Además, durante todo la jornada se llevaron a cabo las ferias de las colectividades, de Origen Tigre y de artesanos.

«Año a año nos reunimos con todas las instituciones para organizar un lindo festejo. En estos 84 años, el crecimiento fue tal que hizo que hoy tengamos una ciudad pujante, una de las más grandes del distrito. Con la gestión del intendente Zamora logramos generar un espacio de comunión, juntarnos todos y aprovechar ese progreso de tantos años», señaló el concejal Luis Samyn Ducó.

Desde temprano, los presentes pudieron disfrutar de la presentación de bandas musicales y grupos de danza de todas las edades que interpretaron ritmos árabe, jazz y zumba, entre otros. Durante el encuentro, la Biblioteca Popular y Centro Cultural El Talar reconoció al dibujante local Manuel Gil Godoy por su trayectoria.

Más tarde, los asistentes bailaron y cantaron al ritmo del 2×4 en un bloque especial de tango. Luego, prestaron atención a un video institucional sobre la historia de El Talar, con información sobre las obras que realizó el Municipio en el último tiempo.

Uno de los momentos más emocionantes de la actividad fue la entrega de reconocimientos a más de 20 vecinos que vivieron en la localidad por más de setenta años.

Al respecto, Enrique, uno de los homenajeados, expresó: «Es un honor ser reconocido como vecino del barrio. En todos estos años he visto crecer a mi ciudad y eso me llena de alegría».

Por su parte, Teresa, otra de las vecinas destacadas, manifestó: «Es una gran emoción pensar que me reconocen en este hermoso lugar que eligieron mis abuelos, mis papás y elegí yo para formar mi familia. Siempre voy a guardar este día en mi corazón».

Al finalizar el homenaje, los participantes degustaron una torta y disfrutaron las presentaciones de la escuela de rock de Carlos Pipa y Carina Ávalos y el grupo Cumbia Weey.

Un poco de historia

Pedro Morán fue uno de los primeros propietarios de tierra en El Talar, quien a comienzos del siglo XVII vendió sus campos a Diego López Camelo, por lo cual la zona comenzó a conocerse como «el Talar de López».

En el siglo XIX, las tierras pasaron al general Ángel Pacheco y se las llamó «el Talar de Pacheco». En 1892, el Ferrocarril Central Argentino construyó la vía que atravesaba la estancia, aunque recién en 1911 se habilitó la parada Kilómetro 35.

El 20 de julio de 1935 se aprobó el loteo de los terrenos al oeste de las vías del ferrocarril, mediante una resolución del gobierno provincial.

El pueblo fue creciendo poco a poco y en 1965 la Municipalidad de Tigre creo la Delegación Municipal. Finalmente, el 25 de julio de 1985 la Legislatura Bonaerense declaró como ciudad a El Talar.