La Comuna lleva adelante trabajos para mejorar la infraestructura de jardines de infantes y escuelas. Las tareas, soventadas con fondos municipales, consisten en la reparación de techos, la pintura y la instalación de luminarias, entre otras.

Al respecto, el intendente Julio Zamora señaló: “Los niños y jóvenes del distrito tienen el derecho de estudiar en establecimientos adecuados. Nosotros no comulgamos con políticas que miran la educación como un gasto y por eso continuamos invirtiendo en infraestructura y nuevos mobiliarios. Creemos que educarse es vital para el desarrollo de las personas”.

En el jardín 923 de Don Torcuato se está reconstruyendo el techo con nuevas chapas, sobre 400 metros cuadrados. Además, se incluirán luces LED para disminuir el consumo y rampas para personas con discapacidad.

En tanto, los jardines 921 de Don Torcuato, 948 de Troncos del Talar y 903 de Benavídez se construirán dos playones de hormigón. Luego, se acondicionarán con pisos de goma reciclado y se instalarán juegos infantiles. Por otro lado, en el 910 de Tigre Centro y el 943 de Benavídez se ejecutarán labores de pintura.

A su vez, en la Técnica 3 de Benavídez se restaurará la totalidad del edificio. La obra comenzó con la construcción de nuevas baterías de baños, sobre un total de 120 metros cuadrados.

Finalmente, en el polo educativo 30 de El Talar ise niciarán con tareas de pintura y de mejora de rampas y veredas de acceso.