Compartir en:

El intendente Julio Zamora supervisó el inicio del plan de poda de este año, que se lleva adelante en simultáneo en las distintas localidades. Las tareas se pusieron en marcha en Tigre Centro, en Liniers, entre Pirovano y Tedín; y en Benavídez, en la intersección de Pacheco y Roca.

“Este año, como el anterior, tenemos un plan muy ambicioso, con más de 15 mil especies intervenidas. El plan tiene por objeto ralear los árboles y cumplir con pedidos de muchos de nuestros vecinos”, expresó el mandatario y agregó: “Lo que le sugerimos a los frentistas es que hagan el reclamo en la delegación correspondiente para llegar con la poda a cada barrio”.

La Comuna dispuso que 10 cuadrillas realicen tareas en El Talar y La Paloma, General Pacheco y Las Tunas, Tigre Centro y Tigre Norte, Don Torcuato Este y Don Torcuato Oeste, Almirante Brown, Benavídez Norte y Benavídez Sur, Ricardo Rojas y Troncos del Talar. Los trabajos incluyen poda correctiva y formativa y extracción de ejemplares en mal estado.

Desde mayo hasta agosto se dan las temperaturas más bajas del año y es cuando los árboles dejan de crecer, es por ese que se realiza el raleo de los mismos. De esta manera, se evita que las ramas se entrelacen con los cables y tapen las luminarias, que las hojas obstruyan los sumideros o que las raíces rompan las veredas. Las especies que predominan en el distrito son plátanos, jacarandás, luquidámbarares, casuarinas, paraísos, sauces y fresnos.