La Comuna realizó una nueva entrega de subsidios a 24 clubes barriales que participan del Programa de Atención al Deporte Infantil (PADI). Se trata de una iniciativa que, a través del trabajo mancomunado con las instituciones locales, permite que más de 4 mil chicos tengan un lugar donde practicar deportes de manera segura y adecuada.

Al respecto, el subsecretario Promoción Social, Fernando Mantelli, señaló: «Este programa está cumpliendo 7 años y las instituciones lo han adoptado como propio. Lo utilizan como un espacio para fortalecer el trabajo que realizan a través del intercambio de experiencias interinstitucionales con otras asociaciones y con la Comuna. Ellos saben que hay un Municipio que está constantemente velando por ellos y buscando la forma de ayudarlos en su tarea».

Para obtener los apoyos económicos, los clubes deben acceder a visitas médicas regulares que promueven la prevención y la detección temprana de patologías en los chicos. Y los subsidios entregados deben utilizarse para la realización de reparaciones o mejoras en la infraestructura o la compra de insumos deportivos, como pelotas, redes e indumentaria.

Por su parte, el director de Entidades Intermedias, Ariel Arnedo, destacó: «Es fundamental apoyar a las instituciones sociales, porque logran llegar a donde el Municipio tal vez no puede. Por eso, la Comuna viene acompañando a los clubes de barrio de manera contundente y promoviéndolos como espacios de contención y fortalecimiento para la comunidad, y en especial para los chicos ya que los saca de la calle, el alcohol y las drogas».

A su vez, el representante del Club Social y Deportivo San Justo, Julio José Páez, resaltó: «Me parece vital que el Municipio ayude con este tipo de iniciativas a los clubes de barrio que están pasando por una situación crítica, sobre todo con los aumentos de los servicios. Nosotros tenemos casi 100 pibes y nos llena de orgullo poder reunir a todo el barrio en torno al deporte».